Por favor espere...

Recientes articulos Nuestro Blog

Durante mucho tiempo los problemas sexuales femeninos al igual que la sexualidad femenina se ha tratado de forma tabú, por ello aún existe un desconocimiento generalizado del tema. Hoy día…
Problemas sexuales femeninos más habituales y su tratamiento

IMGART521cecc696ed6_400_581

Durante mucho tiempo los problemas sexuales femeninos al igual que la sexualidad femenina se ha tratado de forma tabú, por ello aún existe un desconocimiento generalizado del tema. Hoy día comienza a ser un motivo de , conversación entre mujeres, encontrando lugares donde poder contar lo que nos sucede y buscar una solución como l radio, internet, televisión…

Existen varios problemas sexuales femeninos y todos tienen en común un origen psicológico. Un gran porcentaje de casos suele solucionarse con un tratamiento.

Los problemas sexuales femeninos más comunes son:

  • Anorgasmia: Es unos de los problemas sexuales femeninos más comunes. Se trata de la incapacidad de alcanzar el climax durante una relación sexual, o también de una excesiva tardanza, esto no significa que no exista atracción hacia la pareja  pueda alcanzarse el orgasmo de otra manera. El 5% de las causas suelen ser orgánicas: drogas, fármacos, enfermedades crónicas,… y el 95% de las causas son psicológicas: traumas sexuales, depresión, ansiedad, falta de autoestima,… Podemos hablar de varios tipos:

         Anorgasmia primaria: Nunca ha obtenido un orgasmo

         Anorgasmia secundaria: Cuando por alguna causa se dejan de tener.

         El tratamiento suele ser efectivo en un 95% de los casos, es importante seguir los siguientes items:

– Eliminar actitudes negativas y prejuicios sexuales        pareja_sin_sexo-deseo-frigidez-pelea-separacion_CLAIMA20150324_1621_27

– Comunicación con la pareja

– Ejercicios específicos de suelo pélvico

– Motivas la relación y romper con la rutina sexual

Es importante no confundir este problema sexual con la friguidéz, que es la ausencia de deseo sexual. Una mujer anorgásmica puede disfrutar de sus relaciones sexuales.

  • Vaginismo: también muy frecuente. Se contraen los músculos del suelo pélvico de forma involuntaria que impide la penetración, e incluso es posible que la mujer no se de cuenta, siendo esta la principal causa de las relacione no consumadas. La mayoría de las causas son psíquicas, por falta de información sexual, por falta de comunicación, experiencias sexuales traumáticas, miedo al embarazo y enfermedades sexuales,... Existen varios tipos:

 Vaginismo primario: no se pueden tener relaciones sexuales con penetración, e incluso en algunos casos no se              pueden utilizar tampones y los exámenes ginecológicos pueden ser dolorosos.

Vaginismo secundario: cuando de repente no su pueden tener penetraciones, debido a infecciones, partos,                    cirugía ginecológica, menopausia,…

El tratamiento abarca el aspecto físico y emocional:1428516812_929376_1428516983_noticia_normal

– Emocional: psicólogo, sexólogo,..

– Físico: realizar dilataciones, siendo efectivo en un 95% de los casos

  • Dispereunia: se da cuando tenemos coitos dolorosos, pudiendo se producir antes, durante o después del coito. Lo padecen tanto mujeres como hombres.

          – Dispereunia femenina: Es habitual que ocurra después de un parto y sobretodo aquellos partos que han                        necesitados fórceps o episotomía. El dolor puede afectar al clítoris, a los labios, a la vagina,… Se define como                un dolor agudo, picazón, glopeo,… Esta dolencia está relacionada con el vaginismo. Es importante señalar                    que todas las mujeres experimentan dolor en alguna ocasión, pero tiene que darse de forma crónica y habitual              para considerarse trastorno. Las causas pueden ser orgánicas debido a preservativos, diafrazma, diu,                              menopausia, o pueden ser psicológicas por la falta de interés sexual, provocando una ausencia de lubricación.           – Dispereunia masculina: se da en un 4% de la población masculina, debido a infecciones de uretra, próstata,                  fimosis, diu,…

  • Falta de lubricación: las mujeres lubrican por varios motivos, para evitar en contagio de algunas enfermedades y para tener deseo sexual, sino hay lubricación se produce la dispereunia. Es muy importante utilizar buenos lubricantes libres de aceite, naturales y hechos a base de agua.

Los problemas sexuales femeninos son solucionables, lo importante es detectarlos. Busca ayuda profesional, la solución es fácil y efectiva… la solución está en tu mano.

 

Fotografías: www.modabit.com - www.ciaramolina.com - images.clarin.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.